Qué ver en Japón

¡Bienvenidos viajeros y viajeras a una nueva sección! Esta vez os traigo una guía de visitas imprescindibles que podéis hacer cuando visitéis Japón para así aprovechar al máximo vuestro tiempo, ¡Vamos con ello!

 


ISLA DE MIYAJIMA

 

 

dsc01079.jpg
Foto del famoso Ootorii

 

Comenzamos nuestra visita con un clásico dentro de nuestra lista, la isla de Miyajima. Con una población aproximada de 2018 personas, fue nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1996. Se trata de una isla situada a unos 50 km de la cercana ciudad de Hiroshima.

 

miyajimamap

 

Para acceder a la isla, habitualmente se toma un ferry desde la periferia de Hiroshima que realiza una travesía de unos 5 a 10 minutos y el precio del billete suele estar entorno a 1,50€. Consultar horarios ferry

Conocida como un lugar de convivencia entre humanos y dioses, es considerada un lugar sagrado para los japoneses. Desde el año 593d.C se estableció en la isla el famoso santuario situado sobre el agua de Itsukushima, uno monumentos sintoístas  claro ejemplo de arquitectura tradicional japonesa.  Este santuario es junto con el famoso <<Ootorii>> o “puerta” (torii) que encontraremos al llegar a la isla, uno de los principales reclamos turísticos de la isla. Itsukushima fue construido en honor a la divinidad del mar, de ahí su construcción sobre una estructura de madera sobre el mar. La isla en sí contiene diferentes estructuras especialmente llamativas, algunas de las cuales veremos a continuación.

Aquí algunas imágenes del Santuario de Itsukushima:

DSC01084
Itsukushima Sanctuarcy

 

dsc01085.jpg
Panorámica Isla Miyajima

 

DSC01093.JPG

 

 

 

 

 

Hablando un poco más sobre el Santuario, se sabe que en el siglo XIII sufrió varios incendios que acabaron con su estructura original por lo que tuvo que ser reconstruido 20 años más tarde; llegan dicha construcción hasta nuestros días. Consta de 3 salas: “el salón donde los dioses habitan” o <<Heiden>>, un área reservada exclusivamente para los sacerdotes o <<Haiden>> y por último el área externa para la adoración del público o <<Haraiden>>.

Situado a unos 200m  de la costa, encontramos el famoso <<Ootorii>>, con sus 16 metros de altura y cerca de 60 toneladas se impone sobre el fondo del mar, sujetado por su propio peso. Construido en 1168 tuvo que ser reconstruido posteriormente durante el período Meiji, concretamente en 1875, en madera de alcanfor, la cuál se ha conservado hasta nuestros días. El color de este monumento no es puro azahar sino que en la antigüedad se creía capaz de mantener a raya a los malos espíritus.

 

DSC01104.JPG

 

DSC01079
Foto del famoso Ootorii

 

Durante la visita nos encontraremos rodeados de multitud de ciervos que habitan la isla y se acercarán curioseando en busca de comida.

 

 

 

 

 

 

Continuando nuestra visita podremos visitar otros puntos de interés de la isla, como son el Monte Misen, que se alza 530 metros sobre el nivel del mar, desde el cual podremos disfrutar de unas magníficas vistas sobre el Mar Interior de Seto; además de espectaculares paisajes naturales y paseos que disfrutar. Otros puntos interesantes de conocer son el Senjokaku, el edificio más alto de la isla, empezado a construir en el año 1587, y el Goju-no-to o Pagoda de cinco pisos, con 27 metros de altura fue construida en 1407, elaborada en madera, reúne elementos arquitectónicos chinos y japoneses. Esta última se puede distinguir perfectamente desde numerosos puntos de la isla y solo se puede visitar desde el exterior.

 

 

 

 

 

Para terminar con nuestra visita, podemos degustar, dentro de las numerosas ofertas en  restaurantes del pueblo, alguno de los platos típicos de la zona, como las ostras, los Momiji Manju de Miyayima (dulces rellenos de pasta de judías), o el Okonomiyaki, una especie de tortilla a la japonesa, un auténtico placer para los sentidos que ¡¡no os podéis perder!!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espero os haya gustado este pedacito de Japón, ¡hasta la próxima!

 


 

 NARA Y SUS ALREDEDORES

 

 

DSC00649.JPG

 

Desde visitar el imponente templo Todaiji, declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1998, los jardines tradicionales Isuien, hasta pasear por los caminos del santuario Kasuga-Taisha o alimentar a los ciervos del famoso parque de Nara, estas son algunas de las opciones que nos ofrece la antiquísima ciudad de Nara a nuestra llegada.

Nara, ciudad situada en la prefectura de Nara-ken, al sur de Honshu (la principal isla del archipiélago japonés) es sin duda un lugar mágico donde perderse dentro del misticismo de la cultura tradicional que envuelve la ciudad y sus alrededores. La capital de esta prefectura se encuentra en el borde nordeste de la montañosa cuenca de Nara, a 40 km al este de Osaka. La primera capital permanente de Japón se estableció en el año 710 en Heijo, la actual Nara. Cuando la ambición política y de influencia de las monasterios budistas más importantes empezó a crecer de tal forma que supuso una amenaza para el gobierno, la capital se trasladó a Nagaoka en el año 784.

 

DSC00700
Parque de Nara

DSC00695.JPG

La actual ciudad de Nara es mayormente conocida por sus diversos edificios y artefactos japoneses de carácter budista, la mayoría de gran antigüedad, los cuales se pueden encontrar esparcidos por toda la ciudad. Entre ellos encontramos los conocidos como los “Siete Grandes” templos de Nara. Otros lugares de interés son: la pagada de cinco pisos del templo Kofuku, del año 710; el gran Santuario de Kasuga ,uno de los santuarios Shinto japoneses más antiguos del país. Pero sin duda la visita más recomendable es acudir a admirar el imponente templo Todai-ji. 

Empezamos nuestra visita atravesando la gran puerta Nandaimon (1199 d.c) una enorme estructura de madera de casi 20 metros de alto que se impone frente a la entrada del templo. Bajo sus enormes vigas de madera se hayan dos enormes figuras talladas, los conocidos guardianes Nio, que protegen la entrada al templo.

DSC00627
Puerta Nandaimon
DSC00633
Interior puerta Nandaimon

 

dsc00632.jpg
Guardianes Nio
DSC00631
Guardianes Nio

 

Dentro del recinto podemos encontrar multitud de adorables ciervos y cervatillos que campan a sus anchas buscando comida en los turistas que allí se congregan. Por unos 15 yenes podemos adquirir de camino galletas de arroz sembei para alimentarlos, aun así siempre querrán más como podéis ver en la imagen. Estos animales son considerados  como mensajeros de las deidades en el sintoísmo y por ello se les tiene un gran respeto.

 

DSC00628.JPG

 


 

todaiji2
Templo Todai-ji

 

Una vez cruzado el portón, llegamos al gran templo. Este edificio, conocido como el salón Daibutsuden o salón del gran Buda es, a día de hoy, la construcción de madera más grande del mundo; pese a haber sido reconstruido un par de veces a causa de varios incendios y siendo aun así un 33% más pequeño que el original. Antes de entrar debes saber que al recinto se puede entrar sin pagar, mientras que para entrar al pabellón del gran Buda hay que comprar una entrada( 500 yenes/ 5 euros).

 

DSC00658
Imponente entrada al Daibutsuden

 

En el interior del gran salón, nada más entrar a la izquierda podemos encontrar una maqueta a escala 1:50 del templo Todaiji, la cuál nos muestra las verdaderas dimensiones del mismo en su origen. Actualmente las dos pagodas laterales ya no existen.

 

 

 

 

Ahora llegamos a la parte más increíble de nuestro recorrido, y no es otra que la estatua de bronce del Gran Buda de Nara. Esta inmensa estatua llamada Daibutsu representa al Buda Vairocana, mide 16 metros de alto y pesa casi 500 toneladas. Fundida por primera vez  en el año 746, es una de las mayores estatuas de bronce del planeta, y está hecha con 437 toneladas de bronce y 130 kilos de oro.

 

The Great Buddha at Todai-ji temple in Nara, Japan.
Daibutsu o Gran Buda

 

DSC00685.JPG

 

Flanqueada en ambos lados de la gran estatua podemos encontrar otras dos figuras enormes conocidas como Bodhisattvas. Cercano a ellas también hay dos grandes tallas de los guardianes conocidos como Kongo Rikishi, las cuales simbolizan la protección del gran Buda y que datan del siglo XII.

 

DSC00684
Boddhisatvvas

DSC00671

DSC00670
Kongo Rikishi

 

Al salir del templo nos encontramos con una curiosa figura de madera, vestida de una forma un tanto peculiar.

 

dsc00686-e1517223711336.jpg

Si queremos conocer más a fondo la zona del templo, podemos realizar otro tipo de visitas:

  • Museo Todaiji, situado al lado de la puerta Nandaimon (500yenes/5 euros), contiene tallas y figuras budistas y arte religioso. Se puede combinar la visita al museo con el templo Todaiji por unos 800 yenes.
  • Ver la estatua de Kannon del salón Hokkedo o Sangatsudo (500 yenes).
  • Visitar el templo Kaidanin (500 yenes).
  • Visitar el salón Nigatsudo, donde se celebran Matsuris en algunas épocas del año.

Además, el parque de Nara cuenta con otras atracciones menos conocidas como son la impresionante pago de cinco pisos del templo Kofukuji, que es la segunda más alta de todo Japón; el Museo Nacional de Nara , visitar el santuario Kasuga Taisha, etc, etc.

Como podéis comprobar, las opciones que nos ofrece Nara y sus alrededores son muy grandes, esperamos podáis visitar alguno de estos sitios y que compartáis con nosotros vuestras experiencias, ¡hasta pronto!

 

ciervo.jpg

 


 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: